Espíritus de la noche

El cuerpo de la noche desnuda

trae nuestros muertos en luces multicolores

que como círculos diminutos nos examinan

y nos hacen vibrar de alegría y de miedo

a estos espacios lejanos habitados por siempre

ellos -los muertos- acuden a cuidar sus chagras,

sus seres queridos, sus chozas, sus amores secretos.

Pero esta noche temida y amada

trae también los espíritus malos y buenos

los que zumban como el colibrí nocturno

entre el relampagueo y los ríos (waikos) bravíos

anunciando la lluvia o el verano según su chillido.

Trae los espíritus Aukas que son niño y niña

memoria del tiempo cuando fueron sangre para los Dioses,

para los Wuaikos,

para los Urkos y Volcanes sagrados.

Noche de fuego es también;

la luciérnaga que persigue la sombra de nuestros cuerpos

y apaga su vida entre viejos troncos

que vibran bajo su luz

 

Informa: Fredy Chikangana

 

Indígena Kogui – Santa Marta, Colombia

Fotografía Orarbol Abril

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *